El Puchero de Sancho en Villanueva de los Infantes

“Mirad señor doctor: de aquí en adelante no os curéis de darme a comer cosas regaladas ni manjares exquisitos, porque será sacar a mi estómago de mis quicios, el cual está acostumbrado a cabra, a vaca, a tocino, a cecina, a nabos y a cebollas. Y si acaso le dan otros manjares de palacio, los recibe con melindre, y algunas veces con asco.  Lo que el maestresala puede hacer es traerme estas que llaman ollas podridas, que mientras más podridas son, mejor huelen, y en ellas puede embaular y encerrar todo lo que él quisiere, como sea de comer, que yo se lo agradeceré y se lo pagaré algún día. (…)”. Estas sabias palabras fuero dichas por Sancho al personaje Pedro Recio cuando oficiaba de Gobernador de su ansiada Ínsula Barataria. Esta plática nos trae a la memoria la maravillosa “Plácido”, obra maestra del cineasta valenciano García Berlanga, en la cual, y dentro del programa que la clase alta llevaba a cabo en Navidad llamado “Lleve un pobre a su mesa”, uno de estos “pobres”, una persona mayor, contestaba a un rico que insistentemente le ofrecía langostinos como si fuera un manjar supremo, “yo no quiero sapos de esos”. ¡Qué genialidad!. El hombre realmente los miraba con asco, como pensando…y para esto me traen aquí.

Con esta carta de presentación nos recibe la Asociación para el Desarrollo Turístico del Campo de Montiel TURINFA, la cual ha tenido la idea de organizar la primera edición de la Ruta del Puchero de Sancho. Teniendo como precedente el éxito de las anteriores Rutas del Tapeo,  que se celebran a finales del mes de enero y principios de febrero, y con el fin de dinamizar el negocio de bares y restaurantes de Villanueva de los Infantes en este anodino mes de Noviembre, el Puchero de Sancho se nos presenta finalmente como un homenaje a la cocina sencilla de nuestra tierra, sin artificios estériles, condumio puro que nos regala el olfato, el gusto, la vista y hasta la propia alma.

Durante los días 22 al 25, 29 y 30 de Noviembre y 1 y 2 de Diciembre los visitantes tendrán la oportunidad de degustar sabrosos manjares servidos en cazuelas de barro. Una cazoletilla y un vino por 2,50 euros. En cada cazoletilla… un pedazo de nuestra idiosincrasia, con cada cucharada nos llevamos a la boca parte de la esencia de esta tierra nuestra, que apuesta por seguir manteniendo sus tradiciones, suis costumbres en forma de sabiduría culinaria.

Venid pues, gentes de otros lugares, y sabed que aquí, en el Campo de Montiel, hay Quijotes y Sanchos dispuestos a hacer que vuestra estancia se convierta en una aventura universal. Desde el Hotel Rural La Morada de Juan de Vargas, en Villanueva de los Infantes os queremos hacer partícipes de esta gran iniciativa.

Anuncios

Acerca de Hotel Rural La Morada de Juan de Vargas

Soy Una casa del Siglo XVI, convertida Restaurada y en las Naciones Unidas Con Pequeño hotel de encanto en Villanueva de los Infantes.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s